1 comentario

  1. Egipto seguirá siendo la muestra clara de que nuestro tiempo es solo el fragmento de uno mayor, una época que nos antecede imposible de medir en siglos, olvidada por algún extraño motivo y eso lo hace místico, peligroso pero atrayente y mágico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *